Casas Inteligentes

La automatización del hogar empezó a permear a todos los niveles y dejó de ser un privilegio. Estos procesos hacen más fácil la vida de los inquilinos y permiten ahorros importantes.

El concepto de casa inteligente se confunde con vivienda para ricos, pero no es así, pues los sistemas de seguridad o para el ahorro de energía están abiertos a todos los estratos socioeconómicos.

Ricardo Rosas, director de Advanced Technological Systems de México, expresó que si bien esta tecnología no es barata, la gente puede automatizar su hogar poco a poco, empezando, por ejemplo, con la iluminación.

Guillermo Robles, presidente del Colegio Nacional de Ingenieros y Arquitectos de México, afirmó que la ventaja de estos productos es que buscan economizar electricidad o el gas.

Según el Instituto Nacional de la Casa Inteligente, un lugar de estos es donde se unen la tecnología y la arquitectura, dando como resultado comodidad, seguridad y entretenimiento

Una casa inteligente busca hacer más eficiente los sistemas de audio y video, la seguridad, la iluminación, las comunicaciones y la automatización.

Si se habla de sistemas de audio y video, todos se controlan por sencillos dispositivos que permiten tener un solo canal en todas las televisiones o una misma música en todo el hogar.

En cuanto a la seguridad, permite el control de acceso y salida de la casa, alarmas, sensores de fuego, humo y fugas de gas. El esquema ayuda a estar al tanto de todos los sensores y a tener una mejor capacidad de respuesta en caso de incidente.

Respecto de la iluminación, se pueden colocar mecanismos escénicos o ambientales y tienen la posibilidad de recrear entornos de relajación y confort, con la ventaja de que ahorrará energía.

El control de la iluminación le permite apagar o prender cualquier luz desde cualquier punto de la vivienda.

La comunicación es el punto nodal de la casa inteligente, pues le deja tener el control de todos los dispositivos como teléfonos, sistemas de iluminación, portero electrónico, audio y video. Con sólo apretar un botón se consigue el control de sus cortinas, televisión, DVD e iluminación, para que pueda disfrutar de su película favorita.

La automatización también acepta los sistemas de riego, sensores y programar a la casa en general para que actúe en caso de accidente. A este proceso se suma la integración, pues todos los elementos que forman parte de la vivienda pueden combinarse. Por ejemplo, desde su celular se monitorea el hogar o en caso de que algún conocido llegue a su domicilio y no se encuentre, se le permite entrar a través del aparato telefónico.

Daniel Sánchez Arias, ingeniero en sistemas computacionales de la Universidad de las Américas, mencionó que los domóticos en las casas se utilizan para controles de acceso, meteorología, aire acondicionado, detectores de movimiento, alarmas, calefacción por zonas, persianas, paneles solares, home theaters, iluminación y estado de puertas y ventanas.

El tener toda esta oferta no significa que se deba poner todo en el hogar, pues la gente puede optar por aparatos simples que le permitan monitorear la vivienda sólo con una cámara.

Daniel Ordaz, gerente de ventas de Giprex, afirmó que en México hay un creciente interés por tener esta tecnología, pero la gente no los compra porque piensan que son caros.

Sin embargo, a mediano y largo plazos los beneficios son significativos, sobre todo por los ahorros que se generan.

Por ejemplo, en agua, una empresa tiene un WC que levanta la tapa de manera automática cuando se va a usar y tiene sensores para determinar qué cantidad de agua descarga, dependiendo de la materia a desechar. En el caso de riego, se puede programar durante cierta hora, temporada y duración para evitar desperdicio del vital líquido.

En el caso de la iluminación, se tienen sensores para determinar cuándo, cómo y con qué intensidad hay que encender la luz en ciertas áreas de la vivienda. Lo mismo ocurre con la calefacción.

Advanced Technological Systems de México destacó que la casa inteligente es un concepto en plena evolución, y con éste cualquier equipo puede realizar una función específica en una fecha determinada y repetir el proceso tantas veces como se le programe.

Los equipos más comunes que realizan este tipo de procesos son la cafetera y radiorelojes con despertador. Estas funciones son más comunes en televisores y otros equipos como sistemas de irrigación, alarmas, aires acondicionados, lavadoras, cortinas, etcétera.

En la actualidad estos esquemas están presentes en grandes proyectos de zonas residenciales como Santa Fe, Interlomas o Polanco, en el Distrito Federal, pero no van más allá.

El reto es ver cómo la domótica, mecatrónica, telemática o robótica se pueden adaptar a los desarrollos habitacionales, pero a un bajo costo y pensando, sobre todo, en un desarrollo sustentable.

Esta industria va en pleno crecimiento ante el interés de la gente.

Ricardo Rosas afirmó que en México la gente acepta muy bien esta tecnología y hay un mercado potencial enorme para explotarlo. -Antes veíamos como la clase alta era la que más lo solicitaba, pero gracias al avance tecnológico hay soluciones que pueden ser adoptadas por cualquier persona y los precios van a la baja-, agregó Ordaz.

EnglishRussianSpanish